Dólar, cepo e inflación: Alejandro Bennazar en exclusiva con Revista Jurídica

Apenas transcurridos algunos minutos de la confirmación en las urnas de un nuevo presidente de la Nación, el gabinete económico del Gobierno, en conjunto con el BCRA, establecía un nuevo cepo al dólar. La noticia sacudió a todo el sector político, que aún se acomodaba a la victoria de Alberto Fernández, para llevar a gestos de preocupación y de incertidumbre por las reservas monetarias. Obviamente que esta medida iba a repercutir en los precios y en las posibilidades de inversión. Allí uno de los sectores afectados, el inmobiliario, tomó la novedad con cierto temor, más si se tiene en cuenta que el último año ha sido negativo.

Así lo confirma el presidente de la Cámara Argentina Inmobiliaria, Alejandro Bennazar, quien afirma que “venimos en una caída libre desde hace un año a esta parte. Prácticamente quedaron descalzados los que tenían crédito hipotecario. Esto redujo el mercado arriba de un 50%. Hoy estamos a un 40-45% de ritmo. Consideramos que menos de eso no se puede caer”. Claramente el cambio de gobierno despierta expectativas de recuperación, entendiendo que los números peor no pueden estar.

Ante la consulta de Revista Jurídica sobre el impacto de la aplicación de este cepo por parte del gobierno de Mauricio Macri, medida que recién cumple una semana y que le llevó algunos días a los integrantes del rubro inmobiliario asimilarla y ver la letra chica y sus alcances, Bennazar explica que “con el cepo ocurrieron dos cosas: parálisis de llamados telefónicos por término de una semana. Y a partir del viernes pasado empieza a subir un poco las consultas de parte del inversor que no puede acceder a los dólares por la restricción, entonces quiere resguardar ese monto de dinero en algún bien. El bien inmobiliario sigue siendo la mejor inversión”.

¿Y cuáles son los percances que genera? Para el titular de la CAI, “el problema que se nos suscita ahora es que el que estaba vendiendo usados hay un grupo que se retira a no poder atesorar dólares, y el otro grupo vende en dólares o en pesos. Lo que se activó y sobre lo que tenemos bastantes expectativas, son las obras desde el pozo. Eso hoy está tomando en pesos y en cuotas, ese mercado hoy está en auge. Perjudica mucho al usado. Porque el que vende una propiedad usada, lo que está haciendo en armarse de los dólares para atesoramiento. Muy poca gente vende para hacerse de los pesos. Se van a una propiedad más grande o más chica”.

La inflación no para. Llegará a superar el 50% a fin de año, y sumado a la presión de las tasas que aplica el BCRA, el combo es letal. Más si se es inversor, como resguardo sólo queda comprar moneda extranjera para atesoramiento (o guardar dólares en el colchón) y adquirir propiedades. Estos movimientos pegan duro en el sector ante la devaluación del dólar, afectando al peso y quitándole valor. “Lo que nosotros necesitamos es estabilidad del dólar y de la inflación. Desde la CAI lo que estamos proponiendo, en consonancia con el área del nuevo gobierno, es acentuar la pesificación. En ese sentido lo que apoyamos es el coeficiente de valor salario, es decir, indexar a través del salario. Esto lo que va a hacer es subir las ventas por la financiación y hasta los alquileres. Consideramos que debe cumplir un valor social para el inversor” expresó Bennazar.

En estos cuatro años de gestión de Mauricio Macri, la economía se llevó la peor parte. Entre las acciones gubernamentales para ayudar a comprar la casa propia, se lanzó allá por 2016 el ProCrear en base a créditos UVA, es decir, créditos indexados por inflación. En un país como Argentina, donde los niveles de inflación son muy altos mes a mes, y las condiciones de la macroeconomía son diletantes y vacilantes, este sistema llevaba en sí mismo el sello del fracaso en el mediano y largo plazo. Si bien el inicio fue bueno, la devaluación de 2017 y la caída del salario con el aumento del costo de vida, supieron armar un combo letal que golpeó fuertemente a la clase media que aspiraba a comprar su casa.

Al respecto, Alejandro Bennazar hace un balance sobre la novedosa implementación de este sistema de créditos hipotecarios. “El balance de los créditos UVA fue muy positivo al principio porque tenía UVA más una tasa de 3,50% y terminamos al día de hoy con UVA del 7,50-8% en adelante. Esto lo que hace es descalzar la posibilidad de adquirir un crédito hipotecario. El problema no es solamente las unidades de valor, sino también las tasas a lado del el valor de esas unidades”.

Escuchá la nota completa con Alejandro Bennazar:

RJT TV

Las mejores noticias de la TV, en un solo lugar


 

Radio Revista Salta vivo

 

Staff profesional 2019

Director:
Dr. Sergio M. Aguilera
Periodista:
Gabriel Matera

Satiricon

Previous ◁ | ▷ Next

Publicidad

Nuestra agencia de noticias es
Telam

Publicidad

Registro

Publicidad

Publicidad

RJTTV

Anuncio

Anuncio

Descargue nuestra aplicación

 

Descargue nuestra aplicacion...

Publicidad

Seguinos en twitter

Seguinos en facebook

Publicidad

Sociales

Previous ◁ | ▷ Next

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados para Nuevasalta Multimedios.