Para no volver a caer en el engaño

La mentira tiene patas cortas, viejo dicho que pone de manifiesto que muy lejos no se podrá llegar sin decir la verdad. Tarde o temprano todo se sabe. Aunque en Argentina el principio se rompe y ejerce el efecto contrario: no sólo que no se cae el velo del engaño, sino que se potencia y se erige como un hecho verídico y real, con base.

En este período de transición, con una tensa calma del dólar y la calle apaciguada, Mauricio Macri apuesta a la plancha. A hacer tiempo, a esperar que llegue el 10 de diciembre para represar a su lugar de opositor, en el cual se siente más cómodo, porque solo debe atender una cosa: criticar al que gobierna.
 

Pero ante semejante nivel de cinismo al mentirle en la cara a los millones de argentinos, tanto los que lo votaron como los que no, faltaba más. Se publicó una serie de ocho puntos, una especie de declaración/balance de estos cuatro años de gestión afirmando y revalidando que lo que se hizo fue bueno, que el país que dejan es viable y que está listo para el crecimiento. En otras palabras, decir que todo lo que hicieron estuvo bien y que no falló nada en el medio. Estamos en el país de los locos, no hay duda.

Bajo ningún aspecto las promesas de aquella campaña de 2015 se cumplieron. Ni la inflación bajó, ni la pobreza fue “cero” ni tampoco llegaron las inversiones. Sin contar que en el medio Argentina, por gestión de Cambiemos, pide plata al FMI hipotecando nuevamente el futuro por varias décadas más. Las mentiras tienen patas cortas, pero el cinismo parece ser infinito para el macrismo.

Seguimos. El texto publicado por el Gobierno en estos días aborda las áreas de empleo, impuestos, deuda y situación fiscal. Muestra que la ejecución de las medidas económicas durante estos años fueron buenas y que Alberto Fernández recibirá un país listo para crecer. ¿Dónde está ese país, esos números y esas cifras? Nadie los ve, ni siquiera los propios. Porque si le preguntáramos a cualquier ciudadano que votó a Macri qué piensa de la pobreza o cómo es que la comida se volvió cara e inaccesible para millones no sabrán que decir, salvo el tan requerido “antes estábamos peor”.

Nuevamente la derecha hace encandilar con sus encantos, con sus cantos de sirenas, para distraer y empobrecer  a la gente. Hoy el país afronta una catástrofe, distinta pero no menor, a la del 2001. La peor crisis económica, social, política, institucional y cultural de la historia ocurrió entre 2015 y 2019. Y eso que pasó la dictadura cívico-militar del ´76 al ´83, pero este gobierno sumó lo peor posible, las peores partes de lo que alguna vez ocurrió en esta tierra.

Será una tarea primordial, al mismo tiempo en que se reconstruye la nación desde lo económico y social, para volver a ser un país normal y “vivible” también desnudar este tipo de hipocresías. El engaño, la miseria y la corrupción son elementos que deben ser denunciados y marcados en cada momento en los que ocurra, cuando aparezcan. No ser el motor o la excusa para apoyar espacios políticos que solo piensan en lucrar para las corporaciones y dilapidar el futuro de la gente. Ese será el desafío (siempre) de las futuras generaciones que habiten este suelo.

RJT TV

Las mejores noticias de la TV, en un solo lugar


 

Radio Revista Salta vivo

 

Staff profesional 2019

Director:
Dr. Sergio M. Aguilera
Periodista:
Gabriel Matera

Satiricon

Previous ◁ | ▷ Next

Publicidad

Nuestra agencia de noticias es
Telam

Publicidad

Registro

Publicidad

Publicidad

RJTTV

Anuncio

Anuncio

Descargue nuestra aplicación

 

Descargue nuestra aplicacion...

Publicidad

Seguinos en twitter

Seguinos en facebook

Publicidad

Sociales

Previous ◁ | ▷ Next

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados para Nuevasalta Multimedios.