La Comisión de Familias, Niñez y Juventudes de la Cámara de Diputados avanzó este miércoles con el dictamen de un proyecto de ley que busca establecer protocolos de prevención y detección del abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes en aquellos ámbitos donde desarrollen sus actividades. La iniciativa había recibido media sanción en el Senado en diciembre de 2021. En octubre de 2023, a poco de perder estado parlamentario, la Cámara baja lo devolvió con modificaciones. Finalmente, al no tratarse nuevamente, el expediente se cayó. La presidenta de la comisión, la radical Roxana Reyes, recordó “las idas y vueltas que tuvo este proyecto” y consideró: “Es muy importante que avancemos. Ojalá esta vez logremos la sanción”. “Este es un problema que no tiene un gobierno de un color político, sino que se repite a lo largo y ancho del país”, señaló. La impulsora de este nuevo proyecto, la radical Gabriela Brouwer de Koning, apuntó que el abuso sexual infantil “es una de las violencias más graves que padecen los niños, niñas y adolescentes. Es una violación a los derechos fundamentales a este sector”. “Desde el Estado debemos generar todas las herramientas legales para tratar de prevenir, para que haya una detección temprana y saber cómo denunciar”, expresó la cordobesa, que subrayó que “la mayoría de los casos de abuso sexual suceden en la familia” y “este tipo de delitos deja una marca, una huella, que es sumamente difícil de borrar con los años y marca las trayectorias de vida”. Sobre la iniciativa, la legisladora dijo que “pretende generar pautas de acción y guías de acción” para que quienes forman parte de las instituciones “sepan cómo proceder ante estos casos, porque no podemos actuar de cualquier manera”. “Las estadísticas son alarmantes”, resaltó Brouwer de Koning, quien remarcó que según un informe de The Econonist, “Argentina es uno de los países que peor aborda la violencia sexual en niños, niñas y adolescentes. De la evaluación de 60 países, Argentina se encuentra en el puesto 50”. Volviendo al proyecto, indicó que “se tiene en cuenta el sistema federal” al establecer “un lineamiento nacional, pero que después cada jurisdicción pueda adaptarlo”. “No tiene ningún tipo de asignación presupuestaria, solamente requiere de una coordinación de todas las áreas que ya existen y del personal que ya existe”, agregó. Al fundamentar las disidencias desde el Frente de Izquierda, Vanina Biasi observó que “el objeto de este proyecto de ley es muy amplio” y sí “implica un problema presupuestario”, porque “varios de los requerimientos planteados demandan si o si personal preparado, dinero para poder solventar este tipo de seguimientos”. Luego se preguntó “¿cómo vamos a entrar a los colegios confesionales que son un Estado dentro del Estado de este país?”, con un protocolo de este tipo; y denunció a su vez que “el lobby de la pedofilia dentro del Poder Judicial es impresionante cómo se desenvuelve. En este protocolo deberíamos tener en cuenta esa dimensión”. En tanto, su par Mónica Schlotthauer, quien integra la comisión, explicó la firma en disidencias, pero expresó que “hay atraso” en este tema y afirmó: “No queremos trabar por la necesidad”. No obstante, abogó por que “antes de llegar al recinto se introduzca la participación de los trabajadores”. A su turno, la diputada de Unión por la Patria Gabriela Estévez recordó que presentó tres veces “el proyecto de prohibición de utilización del síndrome de alienación parental, y nunca logramos que se trate ni siquiera en comisión; sigue habiendo revinculaciones forzosas”. “La Justicia argentina está atravesada por redes de abusadores y pedófilos. Y nosotros tenemos la responsabilidad y obligación de tratar este tema”, aseveró. Por otra parte, se despachó un proyecto para sustituir un artículo de una convención relativa a la responsabilidad parental. “Tiene media sanción del Senado y despacho favorable de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto. Es un convenio que se había firmado y tenía errores en la traducción, con lo cual lo que estamos haciendo es reemplazar una palabra que hace posible que tenga plena efectividad”, explicó Reyes. Otro dictamen fue sobre un proyecto de resolución que expresa el beneplácito por la conformación y tareas de la red de madres y padres adoptantes “Adopten niñez grandes”. Se trata de una red que trabaja “para derribar aquellos mitos y los prejuicios que hay sobre adoptar niños grandes”, dijo la autora del proyecto, la diputada de Unión por la Patria Micaela Morán, quien invitó a sus pares a leer “las historias que ellos comparten, porque son conmovedoras”. Finalmente pasó a la firma un proyecto de adhesión al “Día Internacional de las Niñas en las Tecnologías de la Información y la Comunicación”. En otro momento de la reunión, Reyes informó que la comisión le solicitó a Mónica Frade, presidenta de la Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico, que se sume a la Comisión de Familias en el debate que un plenario de cuatro comisiones lleva adelante sobre proyectos contra la ludopatía, entre ellos algunos abordan específicamente la infantil. Sobre esto, la diputada de Unión por la Patria Victoria Tolosa Paz consideró que “no tiene ningún sentido despachar un expediente donde la mirada de esta comisión esté ausente”. “ Vamos a insistir con que esta comisión sea integrada. Tiene que haber una voluntad para pensar en quienes estamos legislando”, añadió.

Por redaccion

Los articulos publicados por nuestra redaccion, corresponden a una seleccion de noticias destacadas realizada por nuestros periodistas asociados.